A través de este blog pretendo que compartamos experiencias educativas y deportivas.

lunes, 14 de junio de 2021

ASPECTOS QUE PRODUCEN ANSIEDAD EN LOS/AS ENTRENADORES/AS DE FUTBOL


Cuando la clasificación se aprieta y cada punto es vital para los objetivos propuestos todo esto suele provocar una emoción que debe gestionar cada entrenador, estoy hablando de la ansiedad. Es una emoción que se trata muchas veces como sinónimo del miedo o incluso se habla de las dos de forma indistinta. 

No gestionar bien la ansiedad nos puede hacer correr el riesgo de ser esclavos de nuestra emoción y no tomar las decisiones correctas.

Diferenciameos entre miedo y ansiedad. Según el "Diccionario de emociones" Bisquerra, R. El miedo es una emoción primaria que se tiene ante un peligro real o inminente, va muy asociado a la supervivencia y en la mayoría de los casos se actúa dando respuestas involuntaria.

Por contra la ansiedad es una emoción muy parecida al miedo, pero que se tiene ante un peligro no tan real, ya que es más fruto de una interpretación qué hacemos de la información y de los estímulos que recibimos.

¿Qué suele producir ansiedad a un entrenador/a?

1. Sentirse examinado/a y/o evaluado/a.
2. El veredicto del público, de las redes sociales.
3. A tomar decisiones equivocadas.
4. A defraudar y a defraudarse.
5. A no tener soluciones claras.
6. A no convencer con el mensaje.
7. Al fracaso.

Es bueno y necesario tener algo de ansiedad ya que es una respuesta adaptativa a las circunstancias, además al ser frutos de nuestros pensamientos debemos por un lado gestionarla a travñes de la prudencia, de la sensatez y siendo muy reflexivos y por otro lado reordenando muy bien los pensamientos por orden de importancia y estableciendo prioridades cognitivas.





Post realizado por Andrés París
@andresparis Pedagogo deportivo


lunes, 7 de junio de 2021

NO ES BUENO QUE LOS ENTRENADORES/AS DE FUTBOL BUSQUEN EXCUSAS A SUS DERROTAS

A medida que se acercan los finales de Liga y los puntos son muy importantes, vemos a muchos entrenadores en rueda de prensa buscando excusas a las derrotas de sus equipos, más pendientes de justificarse quede asumir su propia responsabilidad.

En estos casos en las ruedas de prensa se habla cada vez menos de fútbol y más de excusas. Echo de menos que se hable más de planteamientos, de aciertos, de errores, de estrategias, de reconocer  fallos, etc... pero desgraciadamente esto pasa a un segundo plano y se focaliza más en desviar la atención. La reina de las excusas suelen ser los  hipotéticos fallos arbitrales o el VAR que parece que justifica todo.

"Una excusa es un argumento para justificar algo, un error o eludir nuestras propias responsabilidades", es el pretexto perfecto para eludir una obligación.

En el deporte y en la vida debemos interiorizar la derrota, reconocer al adversario y analizar nuestros fallos de una forma inteligente sin excusas. 

¿Por qué se suele recurrir a las excusas?

1. Cuando te sientes amenazado.
2. Cuando es posible que se cuestione tu capacidad.
3. Cuando ha habido un error


Conclusión 
las excusas nunca deberían ser  argumento




Post realizado por Andrés París
Pedagogo deportivo


jueves, 27 de mayo de 2021

La importancia de controlar que los valores de las escuelas de fútbol llegan a los jugadores

Andrés París Estudio Estadio

La mayoría de las escuelas de fútbol, tienen como filosofía de club, transmitir una serie de valores y principios para favorecer el desarrollo integral de los jugadores.

Casi todas las escuelas de fútbol suelen tener como valores el compañerismo, el compormiso, la disciplina, el esfuerzo, la humilidad el respeto y la igualdad. Son una serie de valores personales y grupales para el desarrollo integral del futbolista en particular y de la persona en general. 

La labor pedagógica que cumplen estas escuelas es muy importante ya que complementan en la medida de lo posible la educación escolar y familiar que los niños/as reciben en el colegio y en casa.

Por eso las escuelas de fútbol es un buen momento para testar, calibrar, medir y evaluar si esos principios y valores que las escuelas de fútbol persiguen están integrados dentro de sus jugadores/as.

Tener a los equipos en las categorías más altas autonómicas mejora obviamente el rendimiento deportivo, pero como decía el principito "Lo esencial es invisible a los ojos" y los valores y la educación para mí es lo esencial del fútbol base. 

¿Cómo podemos medir si nuestros equipos están transmitiendo verdaderamente esos valores?

1. Pregunta a tus entrenadores que han hecho en los últimos meses en cuanto educación de valores se refiere.

2. Analiza si en el último periodo ha habido algún incidente destacable que vaya en contra los valores propuestos por la escuela.

3. Háblale de noticias racistas,  de desigualdad para ver su opinión y valorar.

4. Diseña una hoja donde se valoré el comportamiento fuera y dentro del campo que no tenga nada que ver con el rendimiento deportivo y si con el rendimiento convivencial.


Post realizado por Andrés París

Pedagogo Deportivo

@andresparis1

viernes, 21 de mayo de 2021

Fortaleza Mental Vs Fortaleza Emocional. Aplicado al deporte

He escuchado a varios entrenadores de Futbol

decir que el equipo que suele ganar la liga, es

aquel que mayor fortaleza mental tenga, y es

verdad, pero añadiría que también aquel equipo

que mayor fortaleza emocional demuestre.



Diferenciemos entre Fortaleza mental y fortaleza emocional.


Fortaleza mental: Recursos Psicológicos para enfrentarnos a  objetivos difíciles. 

Fortaleza emocional: Recursos emocionales para gestionar la incertidumbre. 
Tanto la parte física como la técnica como planteamiento táctico queda condicionado por la fortaleza mental de los jugadores y por tener una adecuada regulación emocional.

A modo de ejemplo, si un entrenador decide presionar o replegar según su plan de partido, necesita aspectos mentales como concentración compromiso y determinación de los jugadores, pero si esto no hace porque alguno de ellos está bajo la "esclavitud" de una emoción desagradable, quedará afectado todo nuestro planteamiento del partido.

3 aspectos para mejorar la fortaleza emocional de los equipos:

1. Debemos enseñar a diferenciar al jugador entre emoción y estado de ánimo. La emoción es propia del jugador mientras que el estado de ánimo es digamos la suma de todas las emociones individuales de los jugadores. La emoción individual condiciona el estado de ánimo del equipo del mismo modo que el estado de ánimo del equipo condiciona las emociones de los jugadores.

2. Intentar en la medida de lo posible estar en la misma frecuencia mental como emocional.

3. Las emociones tienen el poder sistémico de contagiarse, así que debemos generar emociones agradables para contagiar al equipo

A modo de conclusión decir que los partidos de fútbol no solo se ganan con testosterona, sino que debemos gestionar bien nuestra parte mental  en nuestra parte emocional.



Post de Andrés París. Pedagogo deportivo.

@andresparis1

lunes, 8 de marzo de 2021

PEDAGOGIA DEPORTIVA ¿QUÉ ES?

Pedagogía deportiva es un término que desde hace un tiempo estoy usando, me parece que define claramente cuál es el trabajo que vengo realizando en los últimos años en el plano deportivo, más concretamente en el fútbol.
Según la Real Academia Española, la pedagogía es definida como la ciencia que estudia la educación y la enseñanza, que tiene como objetivos proporcionar el contenido suficiente para poder planificar, evaluar y ejecutar los procesos de enseñanza y aprendizaje, haciendo uso de otras ciencias. La definición de la RAE es perfecta para definir este término que uso, y es que la pedagogía deportiva la defino como la ciencia que se encarga de enseñar aprendizajes de  contenidos apropiados y necesarios a los deportistas para mejorar su rendimiento deportivo. 

Es decir, los deportistas necesitan aprender aspectos específicos de su deporte (físicos, técnicos, tácticos y emocionales psicológicos). Es en esta última parte especialmente, donde entra la pedagogía deportiva, donde se enseñan los conceptos y contenidos con el objetivo de calibrar, ajustar e insertar dentro de su esquema deportivo, y de esa forma, puedan trabajar todas las partes de forma holística.

En mis años de experiencia, he detectado que los deportistas necesitan aprender continuamente conceptos que luego puedan ir asimilando. Muchos deportistas, alcanzada su madurez física o competitiva cometen el error de parar en seco su aprendizaje, y este debería ser continuo durante su carrera deportiva. 

Como dice la RAE, la pedagogía se nutre de otras ciencias, a lo que yo complemento que todas las ciencias que se dedican a las ciencias humanas debemos ir de la mano. 

La principal característica de la pedagogía deportiva es que es preventiva, es decir, enseña conceptos propios de la parte emocional del deporte, sin que sea necesario que haya algún tipo de problemática mayor, es simplemente formativa.

El carácter preventivo cumple una función formativa nada desdeñable y es que los deportistas, aprenden conceptos que no conocen para poder reconocerlos en el momento que se den, y dar una respuesta ajustada y entrenada a lo que sucede. Resumiendo, la pedagogía deportiva elabora una serie de contenidos específicos, con una metodología concreta que favorezca el proceso de enseñanza aprendizaje del deportista, con el fin de que este/a aprenda conceptos emocionales que le puedan favorecer el desarrollo de su carrera deportiva.

Andrés París



jueves, 4 de febrero de 2021

La figura que falta en los cuerpos técnicos de la élite del fútbol. EXPERTO EN EMOCIONES.

Andrés París. Pedagogo Deportivo
Los entrenadores/as y futbolistas son conscientes de la necesidad que tienen de conocer, reconocer y valorar sus emociones, para calibrar la información que les aporta y tener así una mejor gestión emocional. 

Cada partido de fútbol es la gestión de una incertidumbre, y la semana de entrenamiento es la gestión de la consecuencia del partido anterior.


Los cuerpos técnicos han evolucionado al mismo ritmo que lo ha hecho el propio juego en los últimos 20 años, han pasado de ser 3-4 personas entrenador, auxiliares y ayudantes, a ser un cuerpo técnico holístico, donde entre todos abarcan todas las áreas.


Al entrenador/a y segundo/a entrenador/a, se le han ido sumando otros profesionales con funciones muy específicas que conforman el equipo de trabajo, así los cuerpos técnicos actuales suelen tener estas áreas cubiertas.

El  preparador físico o preparadores físicos, entrenador de porteros; Analista; Scouting; médico o médicos; fisios; readaptadores y recuperadores, y en algún caso el se dispone de un psicólogo deportivo.


Considero que hay una figura que debería tener una presencia importante en los cuerpos técnicos de élite del fútbol; La persona experta en emociones y gestión emocional, que perfectamente puede ser el psicólogo o el pedagogo deportivo, o ambos ya que en este caso se va de la mano, de hecho hay una carrera universitaria de psicopedagogía donde une a los dos. 


El fútbol es emoción, son emociones. La gran mayoría de las personas que están en el fútbol son personas que están expuestas a sentir muchas emociones casi al mismo tiempo, y pasar de unas a otras en espacios cortos de tiempo.

Te pongo un ejemplo:  "Si un equipo en una final, va perdiendo en el minuto 88 por 1 a cero y le pitan un  penalti en contra, pudiendo ser el dos a cero, podemos pensar que el equipo que va perdiendo tendrá unas emociones que estarán en torno a rabia, frustración, tristeza, decepción, desesperación, cada futbolista lo sentirá de una manera. Pero si en ese momento el portero para el penalti, las emociones se transforman en ilusión y esperanza,  y esa nueva emoción  puede generar nuevas oportunidades. Si esa oportunidad generada se convierte en gol del empate, consiguiendo ir a la prórroga, las emociones dos minutos después han sido las contrarias. Las nuevas emociones que están sintiendo les hace estar más motivados, ilusionados, y dispuestos a los minutos extras. Este carrusel de emociones, que se suceden en casi todos los partidos de fútbol, aunque no sean finales, son las emociones que el futbolista debe conocer, saber por que aparecen y gestionarlas de la mejor manera posible. A una emoción le sigue una acción, por lo que aprender a gestionarlas les convertirá en mejores deportistas."


Entonces, ¿Cómo es posible que no esté presente la figura de un experto en emociones dentro de un equipo?

La función de está persona será enseñar a los futbolistas y al cuerpo técnico a tener una buena gestión emocional. Alguien que les enseñe a conocer y aplicar la inteligencia emocional, las funciones biológicas de las emociones, las habilidades fundamentales de la Inteligencia Emocional, etc…

 

¿Qué asegura tener una persona experta en emociones en un cuerpo técnico?

Asegura principalmente tres cosas, por un lado garantiza el conocimiento, es decir, que tanto futbolistas como cuerpo técnico conozcan al menos teóricamente la gestión emocional.

Segundo, desarrolla técnicas, estrategias, procedimientos de inteligencia emocional para desarrollar futbolistas y entrenadores emocionalmente más inteligentes, el fútbol moderno demanda futbolistas y entrenadores emocionalmente más inteligentes.

Y tercera será la persona donde cualquier miembro del equipo puede acudir a el/ella si tiene algún tipo de problema emocional que no sabe solucionar.

El sistema de trabajo de esta persona será por un lado con los/as jugadores/as, y por otro con el cuerpo técnico, ya que las emociones, intereses, objetivos de cada grupo no son las mismas, por eso habría que diferenciar. También puede trabajar de forma individual en casos que así lo requieran.


Aquellos cuerpos técnicos valientes que decidan incorporar esta figura a su staff, estarán mucho más armados y preparados que el resto para afrontar la competición.


Andrés París

Pedagogo deportivo


viernes, 13 de noviembre de 2020

Distanciamiento FÍSICO SI, distanciamiento SOCIAL NO


¿No os ha pasado alguna vez que has estado cerca de varias personas y es cuando más lejos te has sentido de ellas?

Y otras veces te habrá sucedido al revés,  cuanto más lejos has estado de alguien más cerca te has sentido de esa persona.  

Hay algo en la nomenclatura de la pandemia, que desde el punto de vista emocional me molesta, y es que se hable de distanciamiento social. 

El distanciamiento social es otra cosa, lo que recomiendan los médicos y especialistas es el distanciamiento físico, es decir, que nos mantengamos a una distancia de unos 2 metros de las personas para no contagiarnos de las posibles partículas que desde la boca y nariz emitimos. 

Pero este distanciamiento no significa un distanciamiento social. 

Tanto nos lo están repitiendo que al final estamos cumpliendo, por desgracia, este distanciamiento social y eso me entristece y me preocupa como sociedad. 

¿No os ha pasado que desde que llevamos mascarilla hemos empezado a no decir los buenos días con la alegría que lo decíamos  antes? Incluso a sonreír menos y ser un poco más introvertidos. A mi personalmente me está pasando y me resisto a que no sigamos siendo lo que somos “animales sociales”.

Debemos seguir abrazando a las personas, de otra manera obviamente, a aprender a estar cerca sin estar, a empatizar, a seguir apoyando a las personas tristes sin un abrazo que dar pero con una tierna mirada, a escuchar sin asentir con la boca, a compartir las alegrías o a transmitir lo que pensamos con solo una mirada. 

Es el momento donde nuestros ojos y nuestras palabras deben ser los brazos y las manos que necesitamos para sentir la cercanía de los demás.

No renunciemos al distanciamiento social, no nos aislemos, recuerda que somos mamíferos y necesitamos el contacto social para nuestro desarrollo. 


Andrés París 

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Sin actividades deportivas les damos a los niños/as una oportunidad de no volver a la práctica deportiva

Hoy quiero remarcar un hecho que me preocupa mucho de la situación que estamos viviendo con la pandemia del COVID 19.

Me refiero a la práctica deportiva de nuestros hijos/as. desde el mes de marzo se cancelaron todas las competiciones deportivas de todos los niveles de este país, al decretar el estado de alarma por razones sanitarias.

Muchos niños/as de este país, la gran mayoría, realizan su actividad física semanal y de competición ligada a un campeonato federado, municipal o escolar. Este tipo de competiciones generalmente consta de varios días de entrenamiento semanal más la competición que realizan los fines de semana, y algunos torneos en fechas puntuales, navidad, semana santa, puentes o festivos.


Esta gran organización deportiva es la base de la salud física, deportiva y de adquisición de valores y rutinas de hábitos higiénico saludables de nuestros hijos/as.

Como he comentado antes, desde marzo de 2020, nuestros hijos no han podido realizar esta parte tan vital para su bienestar personal y formación. Desde el comienzo de la pandemia todos estamos privados de muchas cosas, pero una muy importante y que prácticamente no se ha tenido en cuenta es esta.


No quiero que este artículo sea uno más de los beneficios del deporte, pero por remarcar algunos, ya no solo los físicos y saludables, formar parte de una actividad deportiva individual o de equipo, conlleva responsabilidad, ser puntual, prepararte la bolsa deportiva, aprender a respetar compañeros, rivales, entrenadores, árbitros. También conlleva una adquisición de valores importantes, esfuerzo sacrificio, respeto, sentimiento de equipo, etc. Además de cierta estabilidad emocional.

Formar parte de este gran entramado es un privilegio y una gran responsabilidad de la que nuestros hijos/as están privados desde hace 6 o 7 meses.


Comenzando un nuevo curso, observamos que todavía no tenemos la certeza de que se vayan a retomar estas prácticas deportivas, y si se hacen en qué condiciones sería, más bien, tenemos certeza de algo es que si llegan a comenzar pronto volverían a estar canceladas.


En conversaciones con muchos padres y madres, veo que tal cual me esta pasando a mi, hemos tenido que estar muy pendientes de nuestros hijos para que salieran a hacer algo de deporte, y poco más o menos que forzarlos a que lo hicieran.

La conclusión a la que llego es que han perdido el hábito, todos coincidimos en lo mismo, solo hemos recibido excusas; "estoy cansado", "ahora no me apetece", "no hace buen tiempo". Entre la pérdida del hábito, y el estímulo y aumento de consumo en videoconsolas, series televisivas, redes sociales y demás, estoy plenamente convencido que muchos de nuestros niños y jóvenes van a abandonar la práctica deportiva que venían realizando regularmente los últimos años de su vida.


Cuando una persona abandona un "hobby", en este caso el deportivo, y más si no tiene la opción de realizarlo como es el caso actual, rellena ese hueco de tiempo con otros entretenimientos, y al tener esta necesidad cubierta ya no vuelve a la anterior. Ese es el riesgo que corremos actualmente con nuestros hijos.


Sobre todo en ciertas edades como puede ser la adolescencia y juventud, apenas tienen recorrido para recuperar este momento, y es por ello que creo que deberíamos intentar devolverles esta parte tan importante de su vida. Es mucho lo que se pierden.


Andrés París

www.andresparis.com


jueves, 14 de mayo de 2020

Extraescolares ON LINE. ¿Una nueva era?


Añadir título

Estamos en el ojo del huracán de un momento histórico. Pero después de la tormenta siempre llega la calma. Y ese será el momento de los cambios permanentes, de la nueva vida a la que tendremos que adaptarnos, de los aprendizajes inmediatos independientemente de la edad que tengamos.

En este sentido nuestros hijos e hijas juegan con ventaja. Son los más pequeños de la casa los que nos han dado una lección de paciencia, adaptabilidad y creatividad. Nos hemos visto inmersos en una digitalización total en ámbitos en los que hace apenas 3 meses no hubieran tenido cabida de otra forma que no fueran presenciales. Pero, estos cambios…¿han llegado para quedarse?.

Bien, pues la respuesta está en nuestras manos. Las ventajas que ofrece cualquier formación online están empezando a mover la balanza a su favor con respecto a los contras. Estamos descubriendo cómo nos podemos organizar mejor en horarios. El ritmo frenético que llevábamos antes de la pandemia nos hacía creer que no nos daba tiempo a nada, íbamos con prisa a todas partes, teníamos que decidir entre realizar unas actividades u otras por pura logística.

Nosotros siempre hemos apostado por las extraescolares como una forma de diversión y de formación. Hemos defendido su valor educativo por encima del concepto “guardería” para niños y niñas hasta que sus padres pudieran ir a recogerles tras la jornada laboral. Como expertos en educación, nuestra experiencia aconseja buscar extraescolares que por un lado motiven al menor, y por otro, tengan sentido educativo para los progenitores.

En esta línea, encontramos una nueva forma de ver las extraescolares. La versión online. ¿Qué beneficios vamos a conseguir?

ü  La múltiple elección: los días de la semana están limitados. Hasta ahora era muy típico ver el caso de: lunes y miércoles inglés; martes y jueves yoga. Si se pudiera hacer inglés dos horas a la semana sin necesidad de ser los lunes y los miércoles, tendríamos la opción de no limitarnos a dos actividades. La posibilidad de hacer una hora suelta de baile, de refuerzo de matemáticas para recuperar ese examen que se ha quedado un poco flojo, etc

ü  La flexibilidad horaria: como ya comentábamos en el punto anterior. Es posible que no todos los días tengamos la misma energía, poder autogestionar las actividades para organizarnos con el resto de miembros de la familia o en función de como nos sintamos cada día es una de las mayores ventajas que ofrece.

ü  El tiempo en familia: una gran novedad es que los padres puedan presenciar las clases o parte de ellas, se interesen por lo que hacen sus pequeños y puedan compartirlo después de la actividad. Serán partícipes en cierto modo y sentirán la seguridad de conocer la calidad de la clase y del docente.

ü  Disminuir los desplazamientos: poco mas que añadir… todos sabemos la locura que supone ir de un lado para otro con el tiempo pegado y con la sensación de no llegar nunca a tiempo. Reducir los trayectos, producirá la sensación de liberación y de aprovechamiento de las tardes.

Y muchos os preguntaréis ¿y no hay ninguna pega? Es obvio que estas novedades tienen algunos cambios como pueden ser la disposición de ciertos materiales: tecnológicos, audiovisuales, deportivos etc, que serán necesarios para la realización de algunas de las actividades. Serán estas las decisiones que cada familia tendrá que tomar a la hora de elegir las extraescolares. No obstante, lanzarnos al mundo online no nos tiene que dar miedo, es un complemento más del que poder hacer uso para facilitarnos las rutinas diarias.

 

 

 

         


lunes, 6 de abril de 2020

Aprendizajes de la Casa de papel que nos puedan venir bien para la gestión de un equipo de fútbol.

La casa de papel, es de esas series televisivas que no ha dejado indiferente a nadie, por eso quiero hacer un símil con aspectos de la serie que me parecen interesantes para rescatarlos y llevarlos a la gestión de un vestuario o equipo de fútbol.

Si has visto la serie y te apasiona el fútbol te será fácil encontrar las similitudes de las que te voy a hablar.

  1. El profesor es un líder basado en el conocimiento.  El profesor es una persona que basa su estrategia en el conocimiento que tiene sobre todo. En situaciones difíciles, se necesitan líderes con conocimiento más que líderes emocionales. El entrenador en algún momento deberá ejercer el conocimiento absoluto sobre el modelo de juego para generar la confianza en sus jugadores en las situaciones de mayor dificultad.

  1. La mayor dificultad con la que se encuentra el profesor es enseñar a su equipo que tenga una buena gestión emocional. Muy parecido a los entrenadores. Estos desean que en situaciones de partido complicadas, sus jugadores tengan una buena gestión emocional que les permita competir con la mayor garantía de éxito.

  1. El profesor tiene un plan, un método y una metodología de trabajo. Por encima de todo y de todos está el plan, la metodología y el método. Hay entrenadores que dependiendo de su resultado en la clasificación se agarran al método o deciden hacer otra cosa radicalmente distinta. Aquellos entrenadores que siguen y confían en su método, a la larga se ha demostrado que han sorteado mejor los temporales de los resultados. Valga de ejemplo Pep Guardiola, el primer año en el FC Barcelona empató y perdió los dos primeros partidos, pero siguió siendo fiel al método, incluso en cada rueda de prensa lo decía, pedía confianza, que creyeran en el método, y al final aquella temporada terminó ganando el  triplete.

  1. El profesor es un líder que genera otros líderes. Una de las cualidades de un buen líder no es tener seguidores, sino generar otros líderes. Eso tiene que hacer también un buen entrenador de fútbol, generar otros líderes tanto en el campo como en el vestuario. En la serie se ve claramente en cada  uno de los atracos, existe un liderazgo que recae en alguno de los miembros del equipo generado por el propio profesor.

  1. El profesor tiene un plan “casi” perfecto gracias a su poder de intuición.  El profesor es un estratega por la intuición que tiene. Ha jugado la partida 10 minutos antes que el resto. Los entrenadores intuitivos que aventuran que va a pasar, y aciertan, suelen estar mejor predispuestos para las futuras acciones que les puedan venir. La intuición es algo más que el talento.

  1. La lealtad como valor fundamental Los componentes del equipo del profesor tienen unas cualidades distintas, son muy dispares entre ellos, a decir verdad todos los personajes son bastantes distintos entre ellos, pero todos tienen una cualidad necesaria para estar en el equipo del profesor y esa característica es la lealtad. Los entrenadores deberán buscar esa lealtad también en su cuerpo técnico y en sus jugadores.

  1. El plan lo conoce el profesor y se lo trasmite a su equipo. El plan entero lo conoce el profesor, pero él se encarga de transmitirlo a todos y cada uno de los miembros de su equipo. Con ello consigue que todos lo conozcan, y se sientan partes activos del plan. Hay muchos entrenadores que no comparten el plan de partido con sus jugadores, que entrenan a ciegas sin saber nada de cara al domingo. Aquellos entrenadores que comparten el plan de partido con sus jugadores son equipos más armados para la competición. Compartir el plan de partido no es hacerlo de modo asambleario para que todos opinen, no es lo que hace el profesor, simplemente compartirlo sin variar su ruta.

Fdo: Andrés París
Si se te ocurre alguna otra que no haya reflejado me encantará que me lo comentes.