A través de este blog pretendo que compartamos experiencias educativas y deportivas.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Boxeo educativo


Quizás, por desconocimiento, más de uno se echaría las manos a la cabeza al leer este título, pero… ¿qué es en realidad el Boxeo y eso del Boxeo Educativo?
Hasta hace poco e incluso a veces hoy día, preguntamos por boxeo y se tiene una idea grotesca, brusca, salvaje e incluso sanguinaria de este deporte, que parece sólo apta para unos cuantos… y ni que decir, cuando hablamos de niños en la práctica de este deporte.

Aunque es conocido a través de la televisión y el cine comercial, en general, distorsionan la realidad y sitúan al boxeo como un deporte no recomendable. Pero los principios y valores en la práctica inicial del Boxeo Educativo, nada tienen que ver con la percepción del Boxeo Profesional.
Hoy día, el boxeo es una actividad la cual practican a diario personas de todo tipo de edad, clase social y económica,  y sexo. Siendo una de las actividades más practicadas en los centros deportivos y gimnasios,  atrayendo a padres y niños cada vez más debido a sus beneficios.
Un dato curioso es que en su práctica es uno de los deportes menos lesivos, o por lo menos mucho menos que otros convencionales, debido a su forma de entrenamiento y al cuidado, atención y seguridad prestadas al deportista. Ni que decir ya si hablamos de Boxeo Educativo, donde está prohibido y no existe el contacto.

El Boxeo Educativo y Sin Contacto es una herramienta  ideal para ayudar al desarrollo de los niños y a su formación integral, demostrando su poder formativo tanto en el plano físico como, especialmente, en el plano emocional y moral:

En el plano físico es uno de los deportes más completos que hay, ejercitando la velocidad, fuerza, resistencia, coordinación y agilidad, y todo ello de forma divertida. Añade además la adquisición de reflejos, la potencia muscular, la velocidad de reacción, el equilibrio o la coordinación psicomotriz.
Los medios tradicionales de preparación, como son los ejercicios de comba, puching-ball, saco, entrenamiento de grupo, etc. como ejercicios complementarios, producen placer e interés en la práctica de este deporte.

En el plano psicológico, el Boxeo Educativo tiene poder para desarrollar la autoconfianza, autoestima, disciplina y compañerismo.  
La vitalidad física y psíquica que adquieren los niños, junto con el respeto por sus compañeros y su autocontrol, les crea una serenidad para poder resolver otros momentos más difíciles que se presentan en la vida cotidiana. Les hace conscientes de una seguridad superior en sus posibilidades y abordan con naturalidad la colaboración y ayuda a otros compañeros, creándose en ellos un espíritu de camaradería y equipo muy respetables.

En el plano moral, este deporte se muestra como un deporte igualitario e igualador, al cual es fácil acercarse desde cualquier extracto poblacional. Por otro lado, en los últimos años, se ha incrementado la afluencia femenina, convirtiendo el boxeo en un deporte igualador. No es menos cierto que, con un buen profesor, se pueden desarrollar también los conceptos de justicia, respeto y juego limpio.

Evidentemente, la imagen del boxeo se ve reforzada con profesores que tienen amplia formación general y conocimientos de boxeo suficientes para llevar a cabo su iniciación y también el desarrollo de la actividad: una actividad lúdica, SIN CONTACTO y adaptada a las edades a las que se destina.

David Mateo Díaz. Maestro, Diplomado en Ed. Física, Diplomado en Lengua Extranjera, Entrenador de Boxeo Amateur, amante de la enseñanza y del noble Arte del Boxeo.
DAVID MATEO DIAZ

Formación:
Diplomado en Magisterio de Educación física y en Magisterio de Lengua Inglesa. 
Entrenador de Boxeo Educativo por la Federación Madrileña de Boxeo
Profesor de Español como Lengua Extranjera y Socorrista Acuático Profesional
Actualmente:
Profesor de Ingles en Escuela de adultos de Barajas, 
Profesor de Inglés en Colegio Ciudad de Zaragoza

Profesor de Boxeo Educativo.


6 comentarios:

Gus dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, es sin duda uno de los deportes más completos, dónde se ejercita tanto tren superior como inferior, fuerza y resistencia y los valores añadidos tal y como explica David. Y si encima añadimos que lo practicas con un excelente profesor y unos muy buenos compañperos/as... la leche! Intentaré practicar con mi hijo ya que este deporte me ha ayudado mucho y en muchos sentidos.
Muy buen artículo teacher!

Tomás Llorente Vallejo dijo...

Gran artículo David. No puede haber más verdad en tus palabras. Boxeo, Kick, thai, mma, enseñado desde el respeto siempre beneficiará al cuerpo y a la mente. Hay muchos perjuicios sobre nuestro deporte. Como suele decir Hovic: "si vas a hablarme de boxeo porque has visto un par de películas de Rocky, no me interesa tu opinión"

Un abrazo amigo.

Luis Eloy Ramos dijo...

Buenísimo artículo que refleja la realidad del boxeo y la multitud de escuelas de boxeo actuales. Mi mas sincera enhorabuena al autor del artículo. 👊

Esperanza de Diego Molina dijo...

Gran artículo David,

Tanto para aquellas personas que después de leerlo e informarse abrirán un poco mas su mente y eliminaran prejuicios, como para aquellos que ya tienen un conocimiento previo y han comprobado el gran deporte que es en todos sus aspectos.

La mejor manera de aprender es hacerlo de alguien que ama lo que hace.

Anónimo dijo...

Muy buen e interesante artículo. Para aquellos como yo que no tenemos contacto con el mundo del boxeo nos abre la mente a nuevas ideas y posibilidades aunque como bien dices, siempre con un entrenador preparado.

Sergio Casado dijo...

Totalmente de acuerdo. Todos los deportes de contacto pueden adaptarse a todas las edades de los alumnos, desde los más pequeños que se limitan a juegos y ejercicios de espejos a los adolescentes que ya pueden empezar a "marcar" para aprender a coger distancias, fuerzas y sobretodo reflejos en la esquiva y la defensa, en la que sin el otro no puedes crecer.

No hay deporte violento, hay deporte mal enseñado y mal adaptado al alumno. En este tipo de deportes se incide tanto en la forma física como en la propia educación en valores, respeto al contrario, al dojo, al maestro a los alumnos más antiguos y sobretodo a uno mismo. Esa formación perdurará mucho más allá que la forma física que poco a poco, sin darte apenas cuenta, se te va yendo según vas cumpliendo años, teniendo de nuevo, que adaptar tu rutina de entrenamiento a los cambios de tu cuerpo, sin necesidad de dejarlo en ningún caso.

Pero la formación en valores sí que aumenta con los años y como dice mi maestro Miguel Gómez Nacarino, tu deporte se convierte y es una forma de vida. A todos aquellos que creen que el deporte es lo que sale en la tele, les invitaría a que acudiesen a un tatami, a un tapiz o a un ring y valorasen la diferencia.

Un gran artículo David, muchas gracias por compartirlo.