A través de este blog pretendo que compartamos experiencias educativas y deportivas.

jueves, 21 de febrero de 2013

CAMPAMENTO S DE VERANO. Vivencias del niñ@


Campamentos de verano. Vivencias del niño@

En los campamentos de verano, los niños se van a enfrentar a nuevas situaciones de mayor o menor complejidad. Irán dando respuestas diferenciales en función del grado de sus recursos de adaptación a  la demanda de la convivencia, en cada caso.

La despedida de sus padres puede que lo perciba como una oportunidad, un plus de autonomía y de libertad frente a la natural presión y cuidados que le prodigan en el seno familiar. “Durante un período de tiempo voy a estar más libre”.

La comunicación en inglés con los monitores responsables y con los propios compañeros, en los campamentos de verano, supone la razón de ser de este tipo de campamentos. El niño se enfrenta a una novedad; no se trata de clases masivas de inglés a lo largo del día, es la aplicación del inglés a todas las circunstancias de su vida ordinaria. Incluso más, supone la asunción de un modelo de convivencia anglosajón con actividades y costumbres de esa cultura. Los responsables de los campamentos de verano deben cuidar extremadamente que la progresión en la conducta adaptativa del niño a la nueva comunicación y al modelo en general sea lo más suave y eficaz posible.

En relación con la participación del niño en las actividades, juegos, tareas cooperativas, iniciativas, etc. cabe esperar una respuesta similar a la que viene dando en el colegio. Tal vez con más motivación contextual, y por tanto con un mayor interés.

Su higiene personal y el cuidado y selección de su ropa, supone una experiencia muy enriquecedora si, habiendo recibido unas pautas concretas, es capaz de manejarse con cierta solvencia.

La manera de relacionarse con sus iguales y con los responsables del campamento alcanza una dimensión educativa muy relevante. Se pone en juego la inteligencia emocional del niño para saber adaptarse a la nueva convivencia. Es verdaderamente esencial que el niño tenga adquirido un nivel suficiente en conductas como respeto a los demás, colaboración en las tareas que se les encomienden, asunción de frustraciones y éxitos de manera normal, ayuda al compañero, etc.   En ocasiones se pregunta por la edad más adecuada para asistir a estos campamentos de verano, pero puede que interese más preguntar por las posibilidades que tiene el niño para relacionarse  con los demás.

No hay comentarios: